Yo: Un viaje al interior

Es bueno que desde pequeños aprendamos a diferenciar lo que nos gusta de los que no nos gusta, aquello que queremos, de lo que no, lo que nos  hace sentir divertidos de lo que nos aburre… De esta forma vamos conformando nuestra  personalidad durante la infancia. Y de adultos, somos adultos felices, felices de conocernos…